jueves, 21 de enero de 2010

Restauración Ossa Enduro 250 de Jordi


Ossa inicio la producción de modelos de Todo Terreno en 1967 con la 230. Dos años después salio a la venta la Enduro 250, modelo utilizado por su equipo oficial en los ISDT Seis Días de Guadarrama de Todo Terreno de 1970. El modelo de la foto participó en dicha prueba y participó en el Off Road de Basella de 2009. La única diferencia con la serie es la placa portanúmeros delantera y la posición elevada del guardabarros delantero.
Con este modelo, muchos aficionados al motorismo de montaña se sintieron cautivados por primera vez por la marca que, sobre todo hasta mediados de los setenta, tuvo mucha representación en el TT. A mi no me cambió mi fidelidad a Bultaco, pero si que ayudó a fomentar mi predilección por esta especialidad, viéndola evolucionar en las manos de Jaime y Yago, del grupo de veraneo de los mayores. El sonido de escape, sin el segundo silencioso colocado, tiene un petar inconfundible.
Este modelo era una evolución de la 230, exteriormente lo que más la diferencia es la combinación de colores, para mí muy acertados, pero tiene otras pequeñas variaciones: cotas de chasis, ángulo de lanzamiento de horquilla, etc. El conjunto sillín depósito es más estilizado. Tiene ½ cv más de potencia, pero con mejor par motor. A mí en particular lo que más me atrae, como buena clásica, es la imagen de marca clara y diferenciada, y en este caso el acierto en el camino tomado.

La moto que presento es de Jordi A., amigo a través de amigos comunes, Eugeni y José Luis, con una trayectoria de aficionado a las clásicas relativamente reciente, pero de gran intensidad. Tiene claro que motos le interesan y se documenta mucho antes de iniciar la restauración. Esta rigurosidad se evidencia en el resultado final que, como en este caso, es tan impecable como emocionante.

El estado inicial de la moto, como se puede apreciar, era ..... lacrimógeno, como en tantos otros casos. Le faltaba los guardabarros delantero y trasero (los de la foto son los nuevos sin pintar), el filtro del aire y la pieza de separación del guardabarros trasero, el faro no era original y el estado general era penoso.





Después de mucho tiempo y trabajo .................. el milagro de la restauración






......... y otra moto clásica recuperada.

3 comentarios:

  1. Fantástica restauración!!
    Esa moto creo que era idéntica a la que tuvo Iago. Es una 7oo mil y pico de matrícula, más o menos de 1969.
    Las OSSA de Enduro, con mucha diferencia, fueron para mi las más bonitas, espectaculares, rápidas,..

    ResponderEliminar
  2. He añadido la foto de una moto que participó en los Seis Días de Guadarrama y que tiene el mismo aspecto que la de Iago. Realmente es una moto preciosa y con una personalidad acusada (un día de estos haré un comparativo de los signos distintivos de imagen de marca entre motos actuales y clásicas). Por la matrícula debe ser de Marzo de 1970 (mi Lobito se lleva 200 nº con esta).

    ResponderEliminar
  3. Jordi Arandes6/2/10 16:26

    Muchas gracias Fernando por publicar el reportaje sobre la Enduro 250. Ayer tarde nuestro común amigo Eugeni tuvo ocasión de probarla por Gelida, y creo que quedó bastante satisfecho. Si nos descuidamos, llegamos desde el pueblo a Barcelona por montaña. Ahora te toca a tí. Cuando quieras la tienes a tu disposición. Además, ya sabes que por matrícula es hermana de tu Lobito MK3, así que ambas debieron echar a andar con pocos días de diferencia. Saludos.

    ResponderEliminar